Sobre Terra de Negú

Terra de Negú, está ambientada en el siglo XI en Cataluña. Es el desafío de una serie de personajes frente a la realidad hostil que les envuelve. Es el enfrentamiento ante la adversidad que les sobrepasa. Unen sus fuerzas para obtener lo máximo de cada uno. Los personajes son seres cotidianos que aunan esfuerzos para ofrecer resistencia a sus enemigos, ante las fuerzas del Hombre y de la Naturaleza, del Bien y el Mal. Sus brazos y su ingenio se suman para afrontar aquello que cada uno por separado no puede vencer. Nobles, clérigos, plebeyos, musulmanes y judios se entremezclan con un objetivo común en sus pensamientos… SOBREVIVIR.

Éstas son sus primeras líneas…

 

           Otoño de 1768

Un sendero serpenteante se abre paso entre las escurridizas sombras dibujadas por las encinas y los robles. El aroma del verano queda ya lejano, y los párpados de la vida van cerrándose con las hojas atolondradas y juguetonas que se desploman ya marchitas. Los verdes petulantes dejan paso a los ocres y a los pardos, bajo los ya tenues rayos de Sol y las primeras nieblas del acechante invierno.

Unas pisadas en el camino difuminado por la creciente hojarasca crepitan bajo el peso de unas sandalias embarradas. Un monje conduce de arreata las acémilas cargadas con “los documentos”. Deja atrás la villa leridana de Áger y se dirige al monasterio de Bellpuig de las Avellanas.

Anuncis

Portada

Terra de Negú pertenece a la colección de e.books de la Agencia Literaria Sandra Bruna, SB Books.

Las portadas de la colección han sido diseñadas por Esther Maré.

portada terra de negu

Terra de negú puede adquirirse en la dirección siguiente, donde puede descargarse gratuitament el primer capítulo:

http://www.sb-ebooks.cat/l/terra-de-negu-3/

El cuadro inferior, pintado por el padre del autor, Josep Riudeubàs i Ros, reproduce el castillo de Artesa de Segre. Actualmente del castillo solo quedan unas pocas piedras, pero de la torre redonda queda la base donde se sustenta la gran estatua de Cristo denominada “El Castellot”.

A la derecha se pueden observar algunas casas del antiguo pueblo, al lado de la fortaleza. Se observan también la ciclópea “roca del Cudòs” y abajo la entrada del “agujero redondo”, donde se desarrolla parte de la acción de la novela.

DSC05143 m-3-

Terra de Negú: un libro de la Edad Media muy actual

Terra de Negú transcurre en la baja edad media, en el siglo XI. Evidentemente , la situación era muy distinta puesto que el riesgo a las continuas invasiones de las razzias musulmanas era constante, la exposición a la hambruna, a las enfermedades, a las arbitrariedades de los nobles y a tantos otros peligros. En esencia, vamos observando que muchos de los problemas que existen continúan siendo vigentes hoy en día.

El odio entre las personas, vinculado a las diferencias sociales, a las diferencias religiosas, a las envidias , a las discriminaciones de género, a las voluntades retorcidas, hacen que lo podamos reconocer perfectamente en nuestra sociedad actual.

La innovación tecnológica y el conocimiento continúan siendo actualmente los puntos  que más preciamos de esos momentos. En su dominio está el éxito de conseguir la propia libertad.

La conquista del Oeste

El éxodo de Tierra de Negú se funda en la migración de focos humanos recluidos en el Pirineo catalán hacia tierras que se van conquistando a la fuerzas musulmanas. Estos colonos, que con sus manos, pocas pertenencias, hambre en sus estómagos y una voluntad de hierro, sueñan con poseer las tierras que se van invadiendo.

La niebla, elemento siempre presente en Terra de Negú

Estos hombres y mujeres, venidos de lugares lejanos se enfrentan a las grandes incógnitas de sus destinos, y desafiándolos se aventuran a disponer de tierras cercanas a sus enemigos, con la esperanza de ser pequeños propietarios por aprisión de los terrenos conquistados.

El objetivo de estos personajes para obtener sus propiedades de Poniente no dista demasiado de las épica conquista de la nortamética del siglo XIX, donde los pequeños agricultores se arriesgaban en tierras hostiles a merced de los bandidos, de los índios y a las bravas condiciones con las que les arreciaba la Naturaleza.

La figura del pionero se respira en esta Cataluña del s.XI.

Fragmento del primer capítulo

La narración se inicia en el monasterio de Bellpuig de las Avellanas, donde el Archivero y abad Jaime Caresmar inicia un trabajo de archivística de unos documentos del siglo XI de la colegiata de Áger, de donde fluye las historia.
En el siguiente enlace pueden leer el inicio del libro. Lo encabezan dos escritos, el primero del historiador Prof. Francisco Fité y la introducción por parte del archivero, Robert Porta, predecesor del Jaime Caresmar, quienes nos situan para comenzar la lectura.
A continuación pueden leer el primer capítulo. Esperamos disfruten de su lectura:

Monasterio de Bellpuig de les Avellanes

Canónica de Sant Pere de Àger

…………………..

Significado de “Terra de Negú”

Terra de Negú significa Tierra de Nadie. Eran los territorios que quedaban entre el dominio cristiano y musulman. Estos eran los territorios desprotegidos frente a los ejércitos enemigos.

Cuando sonaban las alarmas, a través de las campanas de las iglesias, con su particular campaneo, señalaban que estaban siendo invadidos, los payeses y artesanos que estaban trabajando en sus tierras corrian hasta los castillos para buscar la protección de sus muros. Los espacios más cercanos eran los más cotizados, puesto que en caso de alarma podían rápidamente resguardarse de la furia des sus enemigos.

Los terrenos más alejados eran los más inseguros, y cuando no había ningun otro, los colonos ocupaban los terrenos alejados de toda protección, a merced de las arbitrariedades del destino.